Ideas para un buen business

¿Costará más caro mi internet con la subida de la ...

Calcular el precio del consumo de internet puede ser complicado, pero no imposible. Conoce cuánto te costará navegar en la web con los precios actuale...

Hacer feliz a los empleados: el nuevo y necesario rol en las organizaciones

Pensemos por un momento en el señor Burns. Un hombre despiadado, odiado por todos, con una empresa que genera millones, pero que su avaricia y pensamiento laboral del siglo XIX obligan a todos sus empleados a odiarlo y temerlo por igual. Ha pasado que el odio supera el temor, desencadenando palizas e intentos de homicidio. Sobretodo en Homer Simpson.


Si quieres evitar que esto te pase, más te vale conseguir un Director de Felicidad en la oficina. Este rol, relativamente nuevo en el mundo empresarial, reúne muchas de las funciones que quizá ya existan dentro de una empresa, centralizando todo en una sola persona encargada, se está enviando un mensaje claro para toda la organización: nuestra prioridad es hacerte feliz.

Ideal para personas de mente abierta, creativo, buen comunicador, líder, extrovertido, entusiasta, con capacidad analítica, estratega y planificador. Todo estos son los requisitos mínimos para ejercer un rol que en grandes empresas está adquiriendo más relevancia, y que lo quieren aplicar incluso países, creando Ministerios de la Felicidad (en India).

Se trata de otro más de los cambios en el enfoque organizacional desde inicios de siglo, en donde los talentos profesionales están demandando más preocupación de su empleador en condiciones de trabajo dignas y un perfecto balance vida/trabajo. Ahora son las empresas las que deben retener los talentos, no como era en los tormentosos 90’s de Los Simpsons.

Funciones del Director de felicidad

Encerramos dentro de estas ocho funciones las principales actividades y responsabilidades de este rol, tan popular en muchas empresas y países.

1. Garantizar el trato humano

Parece una obviedad, pero el mal trato es uno de los mayores factores de la alta rotación en muchas organizaciones. Los empleados merecen ser tratados como clientes en términos de respeto, vocabulario, acciones y promesas. Nada da derecho a un empleador a tratar a sus trabajadores como una gran entidad o como recursos defectuosos que no rinden al nivel esperado. El respeto es un componente esencial de una relación laboral sana.

2. Dar lo básico

Hay cierto punto de sentido común en esto, ya que es una forma corporativa de decir “derechos humanos básicos”. Sí las necesidades básicas de un empleado no están cubiertas, no tiene sentido ofrecerle un despacho con buenas vistas. Antes hacerlos felices, se debe recompensar su trabajo con un salario puntual y sin luchas administrativas innecesarias.

HappyAdamo
Para motivar a los empleados, es importante que se den cuenta de que su voz tiene peso

3. Dar voz a los empleados

Cada cabeza es un universo distinto, y por eso mismo cada persona es única. Con ese principio básico, es clave para el Director de felicidad entender que cada uno merece ser escuchado. Para ello, necesitan canales adecuados, directrices y una vía de acción que garantice una respuesta a sus necesidades e ideas.

4. Hacer evidentes los valores de la empresa

No basta con tenerlos en un papel. Los valores hay que enunciarlos y reafirmarlos constantemente, plasmarlos en comportamientos factibles y asegurarse de que las personas demuestren esos valores. Para ello, debe contratar a las personas basándose en esos valores, evaluarlas y recompensarlas.

5. Asegurar la libertad

Ya comentó en su momento Laszlo Bock, vicepresidente senior de operaciones de personal de Google: "Si das libertad a las personas, te sorprenderán”. El Director de felicidad en la oficina hace realidad la libertad en cada empleado en el uso que dan de su tiempo y productividad, la libertad de personalizar su espacio de trabajo y la libertad de poner en práctica sus propias ideas. No como los grilletes a los que estaba atado Homer y que hacían girar sus donuts.

6. Apoyar el crecimiento

A veces las personas necesitan que alguien crea que pueden crecer. El director de felicidad es esa persona en cualquier etapa de su experiencia laboral, empujándoles a aprovechar sus puntos fuertes y a aprovechar más oportunidades.

Esta figura debe creer y promover oportunidades de crecimiento para cosechar el talento que la empresa ha reclutado, y así reflejar la idea de que no necesitas abandonar la empresa para poder crecer profesionalmente. Esta estabilidad es un bien preciado muchas veces ignorado.

homer
Un ambiente de trabajo positivo contribuye a una mejor producción del equipo

7. Fomentar un entorno agradable

No vamos a utilizar la palabra diversión o entretenimiento porque todos tienden a interpretar esto como mesas de ping-pong, consolas y descansos interminables. Aquí hacemos una referencia más ligada a la alegría de mantener una conversación de calidad con un colega o de aprender algo nuevo. Por supuesto, una partida de Fornite de vez en cuando puede ayudar a recuperar la energía.

El hecho de que las personas se relajen de vez en cuando en horario laboral no quiere decir que no sean productivas. Vuelve al punto 5, dales libertad y confía en que la usen sabiamente.

8. Fomentar un trabajo en equipo eficaz

El rendimiento de los equipos es un claro indicador del rendimiento general de una empresa. Puede que hayas contratado a los mejores, pero necesitas que trabajen juntos y alcancen resultados. Muy pocas personas son propensas por naturaleza a ser buenos jugadores de equipo.

Aquí es donde el Director de Felicidad en la oficina debe intervenir y ofrecer preparación, ejercicios de fortalecimiento de equipos (team buildings) y apoyo constante. Su conocimiento en relaciones sociales y dinámicas de equipo será un éxito total a la hora de garantizar que los muchos equipos de cualquier organización vayan al unísono.

Pareciera que este novedoso rol tiene muchas características de un director de Recursos Humanos, pero bien es cierto que el rol de recursos humanos requiere otros conocimientos y funciones más ligados a procesos, legalidad y finanzas, que no podría abarcar todo esto, y garantizar la felicidad de los empleados, todo a tiempo.

Con los tiempos cambiando, las prioridades de las compañías y de la sociedad en general también vienen transformándose. Las nuevas generaciones demandan más importancia de sus empleadores con su calidad de vida, y no solo el salario cubre eso. Piensa bien en recargar a tu equipo, y si aún demora este rol para ser oficial en tu empresa, bien podrías gestionarlo para tu departamento. Como dice el dicho aún no inventado: friki feliz, friki eficiente.🖖

Suscríbete al #Blog

Al suscribirte te enviaremos un boletín cada semana con la información más relevante. Tendrás acceso a contenidos exclusivos para suscriptores

Publicaciones relacionadas

¿Costará más caro mi internet con la subida de la luz?

Calcular el precio del consumo de internet puede ser complicado, pero no imposible. Conoce cuánto te costará navegar en ...

Esto es Zero Trust: el modelo de confianza cero que todos están usando

Suponer que un usuario que ya está en nuestra red no representa ningún peligro es algo obsoleto en tiempos modernos.

SAI: Sistemas de energía ininterrumpida para tu departamento de IT.

Los cortes de energía o bajadas de tensiones son un riesgo para toda tu infraestructura tecnológica.

Suscríbete al #Blog

Al suscribirte te enviaremos un boletín cada semana con la información más relevante. Tendrás acceso a contenidos exclusivos para suscriptores

bitmap-2